Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

El pequeño comercio se apoya en Internet para superar la situación

Si hace unos días nos dábamos una vuelta por la España Rural para analizar los efectos de la pandemia, hoy en el blog del Grupo MASMOVIL analizamos cómo se han transformado los pequeños comercios y autónomos, que también han tenido que reinventarse para buscar soluciones hasta que seamos capaces de recuperar cierta normalidad.

Todos nos hemos tenido que adaptar para convivir con los grandes cambios sociales y económicos. A pesar de ello, las oportunidades siempre están presentes y con la ayuda de las nuevas tecnologías muchos han sido los que han optado por descubrir nuevas posibilidades.

La venta online se ha disparado

Los comercios que ya contaban con un sitio web o un medio online desde el cual dar servicio a sus usuarios han podido mantener en menor o mayor medida su estabilidad. En pequeñas localidades de la España rural han sido los propios comerciantes los que hacían llegar los productos a sus clientes bajo todas las medidas de seguridad.

En esta nueva #EspañaConectada las empresas de reparto se han convertido en imprescindibles, multiplicando los pedidos diarios. Las compras online se han disparado un 8% respecto a periodos anteriores donde la pandemia no hacía estragos en la sociedad. En todos los casos las medidas de higiene y protección han sido indispensables para dar seguridad a quienes hacían uso de Internet para comprar.

Comercio local internet

Han nacido muchas webs como alternativa

Al otro lado nos encontramos a los comercios y autónomos que no contaban con una infraestructura online desde el cual dar servicio. Por esta razón el crecimiento de los sitios webs y los perfiles online en plataformas que dan posibilidades similares se han disparado con la intención de buscar soluciones ante esta situación.

Una de las alternativas principales para crear tiendas online ha sido PrestaShop, que ha identificado un repunte solo en el primer periodo del confinamiento de hasta el 20%. Los pequeños comerciantes como las panaderías, pescaderías o tiendas de alimentación pequeñas son quienes más han optado por esta solución.

Más allá de las webs, las redes sociales son la solución

El conocido como boca a boca fue una de las primeras técnicas de marketing utilizadas, algo que ha ido desapareciendo poco a poco dadas todas las posibilidades para comparar y analizar que encontramos en nuestro móvil. Sin embargo, con la llegada del coronavirus y las dificultades de muchos comercios para seguir manteniendo la atención al público, las redes sociales o apps como WhatsApp son la solución.

A través de una conversación por el móvil también se puede llevar a cabo una venta o dar a conocer un servicio y esto ha sido lo que han hecho muchos comerciantes. Hay quienes sin tiempo para crear una tienda online han decidido que las redes serán su mejor escaparate, encontrando soluciones en WhatsApp, Twitter, Facebook o Instagram.

Un escenario para el que nadie estaba preparado y ante el que la adaptación de sus usuarios ha sido muy rápida. Las nuevas tecnologías han demostrado una vez más sus ventajas y utilidades, siendo una pieza fundamental en la lucha que estamos haciendo día tras día por recuperarnos.

Periodos de garantía extendidos y repartos mejorados

En todos los casos que hemos visto anteriormente se ha intentado dar la mejor solución a los usuarios, entre ellos se han ofrecido periodos de garantía mayores, dando así una mayor tranquilidad a la hora de adquirir productos e incentivando a las compras. Además, se ha hecho hincapié en abaratar los gastos de envío o bien ofrecerlos de manera gratuita.

Todas las medidas son pocas en situaciones donde toda la población se encuentra ante cambios drásticos que dificultan el día a día. Sin una fecha concreta para la que volver a recuperar las libertades a la hora de comprar a pie de calle, seguiremos viendo que el ingenio promueve un estilo de compra poco habitual para algunos usuarios.

Mantengámonos junto al pequeño comercio

En el Grupo MASMOVIL hemos hecho importantes esfuerzos para que la España rural se mantenga conectada, con una amplia red de fibra que supera los 23 millones de hogares. También hemos tenido que hacer importantes cambios en las infraestructuras de todo el país para seguir manteniéndonos conectados respondiendo al incremento del consumo de la red fija y móvil.

Además de todo esto, damos apoyo a las pymes y autónomos que se han encontrado ante grandes dificultades para seguir adelante. Nuestros servicios están a disposición de todos ellos para seguir desarrollando sus labores.

Juntos somos capaces de superar todo lo que se ponga por delante y desde aquí queremos invitaros a impulsar a estos pequeños comercios que tenemos cerca de nosotros. Con un poco de apoyo por parte de todos conseguiremos salir más reforzados de la situación.

autónomos y comercio local internet covid19

También te puede interesar: ¿Cómo se ha incrementado el uso de Internet en el medio rural?