Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

La desigualdad no es un juego: Nerfeadas, las mujeres también son ‘gamers’

Hoy en el blog del Grupo MASMOVIL, a través de la plataforma de acción social “Pienso, Luego Actúo” de Yoigo, abordamos la desigualdad en los videojuegos a través de Nerfeadas, una serie documental que trata de analizar el papel de la mujer en esta industria. Y como la desigualdad es todo menos un juego, acompáñanos en este reportaje donde vamos a responder a preguntas tan esclarecedoras como... ¿Cuántas protagonistas femeninas de un videojuego conoces? ¿Y "gamers" o jugadoras profesionales? ¿Te has preguntado por qué solo el 14% de los desarrolladores de videojuegos o el 5% de los jugadores profesionales son mujeres?

Un grupo de más de 20 mujeres con todo tipo de experiencias en el mundo de los videojuegos se han reunido en una serie documental para contar su visión personal y servir de inspiración a todas aquellas que comparten pasión, pero tienen reticencias en seguir sus pasos. Nerfeadas, dirigido por Marina Amores y guionizado por Marta Trivi, es un proyecto audiovisual que intenta “conocer, identificar y entender todas las problemáticas que señalamos a lo largo de 10 capítulos como primer paso hacia una mejora real de la situación del sector, todavía masculinizado”, nos explica Marina, la directora.

‘Nerfeadas’ es para todos

Nerfear es un término gamer que se utiliza cuando se rebajan los poderes o habilidades de un personaje dentro de un videojuego. Nerfeadas es una ventana para denunciar que las mujeres se sienten en una posición de desventaja dentro de la industria y su intención es provocar una reflexión que genere un cambio social, un equilibrio que mejore un espacio que nos pertenece a todos: “Nerfeadas, de hecho, no es un documental para chicas, es también para chicos, para comprender cuál es la situación de cada uno de ellos y, por lo tanto, para que se conciencien tanto él mismo como sus compañeros”, explica Inés.

Pero Nerfeadas también es una comunidad de apoyo, un espacio protegido donde acudir para compartir vivencias y experiencias, y que eso sirva para proyectar futuros más positivos: “Quiero pensar que ha servido, está sirviendo y servirá para un montón de futuras y presentes mujeres que quieren estar, de alguna manera, implicadas en esta industria”, desea Marina Amores, la directora.

Si la historia de Inés, Rocío, Isi y Minia te ha hecho pensar y tú también quieres ayudar a esta causa para cambiar el mundo, haz clic aquí.

Manifiesto de Yoigo

Hace años, en Yoigo empezamos un viaje...

Un viaje al que poco a poco se fueron sumando todos los que piensan que hay una forma diferente de hacer las cosas. Los que no se conforman con lo que hay, los que se cuestionan todo. Juntos, empezamos a pensar y a actuar para que todo fuera más fácil, más justo, más como nos gustaría a todos que fuera. Por eso fuimos los primeros en tener cosas como el pago a plazos en los móviles, las llamadas ilimitadas en todas nuestras tarifas, los gigas infinitos… Nunca se ha tratado de innovar por innovar; simplemente, tenemos claro que si algo puede ser mejor, no hay que tener miedo a cambiarlo.

EL CASO ES QUE PENSANDO Y ACTUANDO DE ESA FORMA CADA VEZ FUIMOS MÁS, MUCHOS MÁS, TODOS LOS QUE NOS PREGUNTAMOS:

¿Y si viéramos a los clientes como personas?
¿Y si cuando alguien habla hay otro que te escucha y te entiende?
¿Y si podemos dar servicios que se adapten a la forma de vivir de las personas y no que sean ellas las que se tengan que adaptar?
¿Y si una marca impulsara a todas aquellas personas que quieren cambiar el mundo?

SI TE DIJÉSEMOS QUE ESTAMOS TRABAJANDO EN TODO ESTO Y MUCHO MÁS PARA HACER LAS COSAS UN POQUITO MEJOR.

¿Cómo puedes actuar?

Déjate inspirar por los protagonistas de nuestras historias y ayúdales sumándote a sus proyectos aquí. Cuando nos unimos y actuamos, todos salimos ganando.